Conoce Tu Tipo de Piel

Conoce Tu Tipo de Piel

Es importante llegar a conocerte bien para poder empezar con tu rutina para el cuidado de la piel. Antes de empezar, revisa si los productos que usas son lo adecuados para tus necesidades, de lo contrario estos podrían dañar tu piel dejándola sensible o bien no están prestando la atención que de verdad requieres.

 

Piel Normal

La piel se siente suave, con poros pequeños y tonalidad rosada. Este tipo de piel es de los más fáciles de tratar, ya que con sencillos pasos e ingredientes activos en tu rutina de cuidados podrás obtener los beneficios para mantenerte saludable  #LuckyYou

La clave es mantenerla humectada ya que esto además de mantener a tu piel saludable, ayuda con los signos del envejecimiento prematuro; lo más importante es protegerte de los rayos UV, así que no olvides agregar un protector solar a tu rutina de día.

 Piel Seca

Este tipo de piel carece de hidratación ya que no genera los suficientes lípidos (grasa), provocando una sensación tensa y escamosa en el rostro. Es indispensable que tu rutina se base en la hidratación y humectación; al hidratar tu piel estás brindándole el agua que requiere y al humectarla estás reponiendo los aceites necesarios creando una capa protectora que mantenga dicha humedad.

Tus productos favoritos serán aquellos con los que sentirás una textura suave,  tales como las cremas y serums que te ayudarán a lucir radiante. 

 Piel Mixta

El factor rebelde es la zona T (nariz, barbilla y frente) mientras que el resto del rostro se mantiene equilibrado. La producción de aceites no es la misma en todas las zonas de tu rostro, por lo que es importante brindarle a cada zona una especial atención, es decir, asegurarse de tener el rostro limpio para localizar los puntos de interés. 

Si tienes este tipo de piel, lo más recomendable es tener un limpiador gentil para proteger las zonas más normales de tu rostro y un tónico para balancear tu PH, así lograrás un piel más limpia y saludable.

 Piel Grasa

Las glándulas sebáceas tienden a producir extra lípidos (grasa) dando una apariencia brillante del rostro y hace más visible los poros, y en algunos casos hay tendencia a las erupciones o acné. Deberás tener especial atención en la limpieza de tu rostro, así como a buscar ingredientes activos en los productos que te ayuden a controlar la producción de lípidos y el acné.

La mejor manera para limpiar tu rostro será utilizando la técnica del double cleansing, esto te ayudará a limpiar la grasa de tus poros y evitará que la suciedad y células muertas generen imperfecciones, así como tónicos y serums con ingredientes activos importantes como lo son el AHA, BHA, entre otros. 

Piel Madura 

A partir de los 20's la piel reduce su producción de colágeno, esto hace que la piel pierda flexibilidad e hidratación, lo cual ira paulatinamente evidenciando el envejecimiento. Empieza a combatir el envejecimiento prematuro dándole un extra de hidratación al cuello y contorno de ojos y agrega productos anti-aging en tu rutina. Los parches para las bolsas debajo de los ojos serán tu mejor aliado para esta zona del rostro, en la que la piel es más delgada y sensible.

 

Problemas más comunes en la piel

 

Piel con Tendencia a Acné

Las pieles con más tendencia a padecer de acné son las tipo mixta y grasa. El poro se obstruye desencadenando una acumulación de grasa que podría llegar a infectarse. ¡Cuidado! Trata de incorporar producto antibacterianos en tus limpiezas y apoyarte de líneas con ingredientes enfocados en el control del acné.

 Piel Sensible

Esta sub-categoria de piel se caracteriza por irritarse con facilidad y tener una apariencia rojiza. Esto puede ser por  genética  o  la  estructura  de  tu piel. Lo mejor es evitar productos con alcohol, fragancias y limpiezas fuertes. Siempre prueba la reacción de tu piel a los nuevos productos que quieras incorporar a tu rutina, aplica un poco en tu antebrazo y espera a obtener una reacción favorable antes de llevarlo a tu rostro por primera vez.

Piel con Hiperpigmentación

Esto sucede cuando la piel produce extra melanina (pigmento natural responsable del color de la piel, el pelo y el cabello). Esto da una apariencia con áreas más oscuras en el rostro. ¡No puede faltar protector solar en tu rutina! Lo mejor es usar productos especializados en tu tipo de piel, que te ayudaran a combatir el daño causado por los rayos UV, tal como la vitamina C. 

Deja un comentario

Ten en cuenta que los comentarios deben aprobarse antes de que se publiquen.